Sindicatos

Sindicatos en El Salvador

Unidad Nacional de Trabajadores Salvadoreños (UNTS)

La Unidad Nacional de Trabajadores Salvadoreños es la mayor confederación sindical de El Salvador, fundada en 1986.

Dirección en 2003-2004: Marco Tulio Lima (dirigente)
Dirección: Calle 27 Poniente 432, Col. Layco, Apdo 2479, Centro de Gobierno El
Salvador, San Salvador
Teléfono: 225-7811
Fax: 225-0558

Ciudades

Ciudades en El Salvador

San Salvador

San Salvador, ciudad principal y capital de la República de El Salvador, fue fundada en 1528 y se convirtió en la capital al disolverse la República Centroamericana en 1839. Es también el centro financiero, comercial e industrial del país. Situada en una zona sísmicamente activa al borde del altiplano central del país, fue devastada por los terremotos de 1854, 1873, 1917 y 1986, cuando más de 900 personas murieron entre las ruinas. El término municipal tenía una población de 485.847 habitantes a mediados de 2001.

Revisor de hechos: Hellen

Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional

Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN)

Historia del Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, El Salvador

El Frente se formó en 1980 en Cuba para consolidar una serie de grupos guerrilleros pro-cubanos. Tomó su nombre de Agustín Farabundo Martí, el primer líder del Partido Comunista Salvadoreño, detenido y ejecutado tras la masacre que puso fin al levantamiento campesino de 1932. Al mismo tiempo se formó un ala política, el Frente Democrático Revolucionario. El 10 de enero de 1981, el FMLN lanzó una «ofensiva final», ampliamente anunciada, que pretendía asegurar una victoria decisiva antes de que la Administración Reagan asumiera el poder en Estados Unidos. Sin embargo, al cabo de una semana quedó claro que el levantamiento a escala nacional que se había previsto no se había producido, aunque las fuerzas armadas, tras sufrir grandes bajas, no habían conseguido infligir pérdidas significativas a la guerrilla. Durante los cuatro años siguientes, la guerrilla mantuvo el control efectivo de gran parte del campo, incluido todo el departamento de Chalatenango y gran parte de Morazán (donde operaba su propia emisora de radio). Destruyeron repetidamente puentes clave (incluido el puente sobre el Río Lempa) en la única carretera arterial importante del país, la Carretera Panamericana. Sin embargo, aunque infligieron graves bajas y grandes daños económicos, no pudieron romper el control del ejército sobre lugares clave.

Luego, en un importante cambio de estrategia en marzo de 1985, el FMLN lanzó una ofensiva en las ciudades con el objetivo de interrumpir las elecciones. Sin embargo, no consiguió frenar la victoria del Partido Demócrata Cristiano. El presidente José Napoleón Duarte abrió un diálogo con los insurgentes en 1986 que continuaría de forma intermitente durante siete años. Sin embargo, las fuerzas armadas, que habían logrado cerrar uno de los tres frentes insurgentes en el Volcán de Guazapa, lanzaron importantes ataques contra los bastiones insurgentes en Morazán y Chalatenango y, cada vez más seguras de su éxito, criticaban abiertamente al gobierno civil. Un gran ataque del FMLN el 31 de marzo de 1987 contra la base militar norteña de El Paraíso, en Chalatenango, en el que murieron al menos 42 personas, demostró que la dispersión de los insurgentes en unidades más pequeñas, un objetivo de la táctica gubernamental desde hacía tiempo, no había mermado su capacidad de ataque.

La siguiente crisis llegó con la victoria del candidato de la Alianza Republicana Nacionalista (ARENA), Alfredo Cristiani, en las elecciones presidenciales de 1989, que, sin embargo, no consiguió detener las conversaciones. En noviembre se lanzó una nueva ofensiva del FMLN, que mató a más de 1.200 personas en 12 días. Cogido por sorpresa, el gobierno impuso el estado de sitio y un apagón informativo que, sin embargo, no logró ocultar las pruebas de los «escuadrones de la muerte» uniformados que operaban tanto en la ciudad como en el campo. Un año después, a mediados de noviembre de 1990, la guerrilla del FMLN atacó instalaciones militares en medio país. En una semana de combates, que dejaron 90 muertos y unos 300 heridos, también derribaron un avión de la fuerza aérea con un misil tierra-aire SAM-7 de fabricación soviética. Sin embargo, ésta iba a ser la última gran ofensiva. En enero de 1991 se reanudaron las conversaciones en Ciudad de México después de que quedara claro que ninguna de las partes podía obtener una ventaja militar significativa. El 20 de mayo, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas aprobó finalmente la creación de un equipo de observadores para vigilar las violaciones de los derechos humanos. El 16 de noviembre el FMLN declaró un alto el fuego unilateral, y el último día del año, en Nueva York, el Secretario General saliente de las Naciones Unidas, Javier Pérez de Cuéllar, consiguió que se acordara un programa escalonado que condujera a una paz definitiva. El acuerdo de paz se firmó en el Castillo de Chapúltepec, México, el 16 de enero de 1992, y la desmovilización de la guerrilla se logró con tanta rapidez que el conflicto se declaró formalmente terminado el 15 de diciembre, cuando el FMLN se registró como partido político oficial.

Desde entonces, el FMLN ha sido el principal partido de la oposición en El Salvador, aunque su eficacia se ha visto gravemente afectada por su división en tres facciones principales. En las elecciones presidenciales de 1994, el candidato del FMLN, Rubén Zamora Rivas, obtuvo el 32% de los votos emitidos, y el partido obtuvo importantes logros en las elecciones legislativas de 1997. En 2000 y 2004, sin embargo, no consiguió influir mucho en el voto de ARENA.

Liderazgo en 2003-2004: Salvador Sánchez Cerén (Coordinador-Gen.)
Dirección: 27 Calle Poniente 1316 y 47 Avda Norte, San Salvador Teléfono: 226-5236
Dirección de Internet: fmln.org.sv/

Comisiones

Comisiones en El Salvador

Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa (CEL)

La Comisión Ejecutiva Hidroeléctrica del Río Lempa, de El Salvador, es un organismo estatal; fundado en 1948; responsable de la generación y transmisión de electricidad; privatización prevista.

Dirección en 2003-2004: Guillermo A.Sol Bang (Presidente)
Dirección: 9a Calle Poniente 950, San Salvador Teléfono: 271-0855
Fax: 222-9359
Correo electrónico: [email protected]
Dirección de Internet: cel.gob.sv/

Familia

Familia en El Salvador

Familia: Consideraciones Generales

La familia es la comunidad de los padres y de los hijos. Los lazos de sangre que unen a los padres y a los hijos fundan las inclinaciones y los impulsos dentro de la comunidad familiar que no dejan ninguna auténtica duda sobre las leyes fundamentales de su constitución por Derecho natural. Sin embargo, el hombre ha podido errar también en esto, e incluso un pensador de tanto rango como Aristóteles defendió la exposición de los hijos, y Platón defendió incluso la idea de una total sustitución de la familia por la promiscuidad de hombres y mujeres, con la educación de los hijos a cargo del Estado. Sin embargo, el Derecho natural habla demasiado claramente. Aristóteles ve que el sentimiento se puede sublevar contra la exposición de los hijos (Política, VI1,16,15), y encuentra muchos motivos contra la comunidad de mujeres y de hijos defendida por Platón (ib. 11,1,3), mientras que éste, por su parte, en una obra posterior, Las Leyes, ya no defiende este pensamiento. En realidad, también por los antiguos el hogar está considerado como santo, el símbolo de la comunidad familiar y al mismo tiempo, se le designa por ellos como el altar de la casa. Ninguna realidad natural pone al hombre en una relación más cercana con su Creador que la responsabilidad y los misterios que van unidos a la procreación y crianza de los propios hijos. Cristo ha dado a este orden natural una clara sanción divina con la santificación de la familia en virtud de su nacimiento de mujer y de su vida y de su trabajo en la familia. Y en su doctrina, la familia ocupa claramente el puesto de la formación social más importante.

El fin de la familia es triple: el proveer a sus miembros de los bienes corporales y espirituales necesarios para una ordenada vida cotidiana; la incorporación de los hijos; el ser la célula de la sociedad. El rango de la familia, por encima de cualquier otra formación social, incluido el Estado, descansa en estas funciones individuales y sociales (fines existenciales). Pues los fines existenciales y las funciones y responsabilidad fundadas en ellos determinan la posición de una comunidad dentro del pluralismo social y jurídico. De aquí que la familia posea derechos naturales con preeminencia al Estado, a cuyo reconocimiento está obligado éste. La tarea más destacada del Estado es la de posibilitar a las familias que constituyen la comunidad estatal el cumplimiento de las tareas que le son propias por naturaleza.

La naturaleza no deja ningún lugar a duda sobre que el poder de orden, la autoridad (véase este término en la presente enciclopedia jurídica), que es esencial a toda comunidad, corresponde conjuntamente a los padres. La autoridad familiar desde todos los puntos de vista encontrará su mejor modo de ejercicio en el común acuerdo de los padres. Sin embargo, en caso de ser necesaria una decisión y de que los padres no logren ponerse de acuerdo, la autoridad ha de residir, por lo general, en este caso, en el padre. El fundamento de esto reside en que en toda comunidad es imprescindible una autoridad suprema y en que el padre está predeterminado por la naturaleza para el ejercicio de esta autoridad, como consecuencia de la responsabilidad que le corresponde en el mantenimiento de la familia.